Una guía para una vida de niñera más equilibrada por la Dra. Linda Karges-Bone

"Toca las campanas que aún pueden sonar 
Olvida tu ofrenda perfecta
Hay una grieta en todo
Así es como entra la luz ".
Leonard Cohen

 

La historia de fondo

Un domingo por la tarde, la primavera pasada, asistí a un evento para mujeres a las que les gusta tomar té y hablar sobre cosas significativas. Era una tarde encantadora, repleta de bollos y Early Grey y resmas y resmas de perlas de todos los colores, formas y tamaños. Verá, el tema de la fiesta de la tarde fue “Perlas de la perfección” y los asistentes usaron jeans y perlas para celebrar la idea de buscar la perfección.

Como era de esperar, la historia de la perfección no fue sencilla. Como dice el poeta arriba… ”Así entra la luz”. Permítanme compartirles esta provocativa anécdota. El orador principal del evento compartió la historia de un joven maestro que había ido a servir en un orfanato en China. Allí se encontró con una niña cuyo defecto cardíaco le impedía ser adoptada. Parecía que no se podía hacer nada para ayudar al niño enfermo. Luego, un día, mientras la joven maestra caminaba por el mercado, vio cientos de frascos de perlas que se vendían por solo unos centavos. La joven maestra sentía curiosidad por estas perlas aparentemente sin valor y le dijeron que eran "imperfectas" y que solo podían molerlas como cosmética. Ella tuvo una idea.

La joven creativa compró muchos frascos de estas perlas y se las envió a casa con su propia madre, quien inició una campaña para usar las perlas imperfectas para hacer joyas y artesanías que se vendieron para recaudar fondos para llevar al niño chino enfermo a los Estados Unidos para una cirugía. . El resto es historia y los frascos de perlas imperfectas se convirtieron en el vehículo para salvar una vida y llevar a un niño a casa con una familia para siempre.

La pregunta para la niñera ocupada y estresada de hoy es "¿Eres demasiado rápido para descartar las imperfecciones?" En cambio, ¿cómo podemos replantear situaciones, relaciones, desafíos y cambios para que no nos derroten ni nos rompan, sino que se vuelvan “ligeros” para abrir nuestro camino hacia la creatividad y la resiliencia?

Somos nuestro peor enemigo

Las personas que se sienten atraídas por el mundo de la niñera y otras profesiones centradas en ayudar a las familias tienden a establecer altos estándares para ellos mismos y para los demás. Nos gusta que las cosas funcionen sin problemas, que se desarrollen sin fallos, en resumen, que sean “perfectas”. Inevitablemente, estaremos decepcionados.

Los sistemas son inconsistentes. Los seres humanos son frágiles, incluidas las niñeras. Pasarán cosas. Cotidiano. Incluso, al parecer, cada hora. Nuestra respuesta inmediata es la decepción e incluso el desencanto. Si las cosas no salen perfectamente, evaluamos, entonces hemos fallado y toda la idea, el evento, programa de entrenamiento, o la relación no vale nuestro tiempo.

Nos gusta movernos rápido y marcar las ideas de manera eficiente, clasificándolas ordenadamente en categorías “Sí” o “NO”. En un mundo imperfecto, sospecho, tenemos que pensar más en "Quizás".

Estrategias

Me gustaría enviar 10 estrategias para su revisión y práctica. Estas estrategias están diseñadas para ayudar a reconfigurar su visión del mundo, de modo que una plantilla etiquetada como "perfecta" se pueda expandir para incluir lentes más creativos, innovadores y ligeramente imperfectos.

1. * Reduzca la velocidad. Cuando nos apresuramos, limitamos nuestra capacidad para apreciar completamente el subtexto de las situaciones.

2. * Enciende la luz. La belleza puede ocultarse y debe iluminarse para ser apreciada.

3. * Haga preguntas de calidad. Lo que podría parecer imperfecto puede ser simplemente incompleto.

4. * Solicite comentarios honestos. A menudo somos demasiado duros y rápidos para juzgar.

5. * Considere múltiples puntos de vista. Lo que le pareció "extraño" en realidad podría ser delicioso y significativo para otra persona.

6. * Tómate un descanso y vuelve a intentarlo. El tiempo es fundamental. Puede que sea la actividad perfecta en el momento equivocado.

7. * Inténtelo de nuevo, esta vez en partes más pequeñas. El ritmo es poderoso. La perfección a menudo viene en incrementos.

8. * Reencuadre el escenario. En lugar de preguntar "¿Por qué salió mal algo?" En su lugar, pregunte: "¿Cómo puedo aprender y crecer a partir de esto?"

9. * Reutilizar la actividad o evento. Desmontarlo y montarlo de una forma única. Bien puede ser perfecto con su nuevo disfraz.

10. * Aplicar la fórmula 5 a 1. Por cada negativo que use para describir la actividad, busque 5 atributos positivos. Esta proporción se usa en terapia para ayudar a equilibrar la negatividad.

 

Conclusión

Perfección. Cuando uno busca en el diccionario un significado, surgen algunas frases interesantes: 1) Sin defecto; 2) Un estado o condición que no se puede mejorar; o 3) impecable. Guau. Eso es bastante intenso, y si te detienes y lo consideras ... quizás un poco aburrido. ¿Quizás la perfección está sobrevalorada? En el mundo de las niñeras, probablemente haya poco espacio o necesidad de perfección. En cambio, hay una gran capacidad de creatividad, ingenio, flexibilidad, novedad y energía. Dense un respiro a ustedes mismos y a sus familias. ¡Quién necesita la perfección!

 

La Dra. Linda Karges-Bone es autora de 34 libros, entre ellos "Cerebro rico, cerebro pobre: ​​superando las brechas sociales y sinápticas en las escuelas" y ha impartido conferencias magistrales y formación en 45 estados. Su empresa de consultoría "Education InSite" es líder en formación educativa. www.educationinsite.com.

 

 

 

 

wpChatIcon